Posts tagged ‘Plataformas Virtuales de Aprendizaje’

January 18, 2012

Plataformas Virtuales de Aprendizaje

Para utilizar un modelo educativo con características de enseñanza-aprendizaje online es importante tener en consideración un programa que pueda integrar las diversas y principales herramientas que ofrece la Internet: una plataforma virtual de aprendizaje. En el mercado existen muchas, cada una con diferentes características; las hay de software libre y de software propietario. Será una tarea importante definir cuál de ellas es la más adecuada, según el modelo educativo de la institución.

Santoveña (2002: 03) en Hamidian, Soto y Poriet, plantea lo siguiente:

Una plataforma virtual flexible será aquella que permita adaptarse a las necesidades de los alumnos y profesores (borrar, ocultar, adaptar las distintas herramientas que ofrece); intuitivo, si su interfaz es familiar y presenta una funcionalidad fácilmente reconocible y, por último, amigable, si es fácil de utilizar y ofrece una navegabilidad clara y homogénea en todas sus páginas.

Plataformas e-learning

Fig 1. Plataformas Virtuales de Aprendizaje. Software Libre.

Funciones

La plataforma virtual proporciona -generalmente, de forma amigable y organizada, sin ser lineal-, las herramientas para que todas las actividades, lecturas, tareas, consultas, etc., que hayamos planeado en el DI se vea implementado y funcione como debe ser, pues a través de su uso se puede tener acceso a diversos recursos que en otro tipo de ambientes sería si no imposible, sí mucho más complicado. La diversidad de recursos que pueden ponerse a disposición en una plataforma virtual de aprendizaje permite al estudiante -con cualquier estilo de aprendizaje- aprovechar aquellos elementos que le sean más útiles para su instrucción: pueden ir desde participaciones de los estudiantes en los foros (que propicien el análisis, la reflexión, el cuestionamiento, la contribución  la crítica constructiva); hasta la comunicación síncrona o asíncrona (permanente y oportuna entre tutor-estudiante y entre los mismos estudiantes); fomento al trabajo colaborativo; participación activa en consultas y en encuestas; revisión de videos específicos; consultas a sitios especializados (que brinden información oportuna y confiable que pueden ser accedidos a través de ligas de internet que el docente proporcione); participación en talleres; contribuciones a wikis; elaboración de blogs, y la evaluación, entre muchos otros.

La plataforma virtual de aprendizaje, nos ayuda en resumen, a implementar un diseño más efectivo y eficiente, a través de la implementación de diseños instruccionales no lineales, que no imponen ni restringen las estrategias y los medios, sino que de alguna forma los “potencializan”, ya que son métodos de instrucción más atractivos[4] que les permiten a los estudiantes abordar y comprender lo que es primordial para ellos, y que no sólo proporcionan apoyo para estimular el razonamiento y el aprender a aprender, sino que están dirigidos a satisfacer los intereses, las intenciones y los objetivos de los estudiantes.

…el construir cursos virtuales con base en una teoría de diseño instruccional no garantiza que el modelo sea totalmente eficaz, eficiente y atractivo, sino que ofrece una máxima probabilidad de que los resultados deseados sean los mejores posibles (Martha Isabel Tobón)

Por último, Reigeluth (2002:134) menciona que estos entornos comprenden cuatro componentes básicos a saber: contexto, recursos, herramientas y apoyos, mismos que se abordaron en el post de El Diseño Instruccional en un Entorno de Aprendizaje Abierto.

Referencias 

Hamidian, B.; Soto, G.; Poriet, Y. (2006) Plataformas Virtuales De Aprendizaje: Una Estrategia Innovadora En Procesos Educativos De Recursos Humanos. Universidad de Carabobo, Venezuela. En: http://www.utn.edu.ar/aprobedutec07/docs/266.pdf

Herrera, L., Mendoza, N. & Maldonado, G. (2008). Benchmarking e-learning platforms: the best choicefrom the first noise. In J. Luca & E. Weippl (Eds.), Proceedings of World Conference on Educational Multimedia, Hypermedia and Telecommunications 2008 (pp. 5962-5969). Chesapeake, VA: AACE.


[4] Es el grado con el que los alumnos disfrutan la enseñanza, dependiendo del diseño del curso y los recursos que se proporcionan.

Advertisements
January 18, 2012

Teorías pedagógicas en los Ambientes Virtuales de Aprendizaje: ¿Cómo enseñar en las aulas de hoy?

El Diseño Instruccional (DI) es una práctica que ayuda a maximizar la eficacia[1] y la eficiencia[2] en el proceso educativo, apelando a la instrucción y a otras experiencias de aprendizaje. Está relacionado con el entendimiento, la mejora y la aplicación de diversos métodos de instrucción apegados a un modelo educativo, que establece ciertos lineamientos para formular propuestas educativas que articulen la tecnología, la comunicación y la pedagogía.

Las teorías del aprendizaje y las instruccionales, son complementarias; es decir, ayudan al docente y/o diseñador a identificar o seleccionar métodos de acuerdo con las situaciones particulares, dependientes de las condiciones educativas y los resultados deseados. (M.I.  Tobón)

Según la teoría de elaboración de Reigeluth (2002:18):

El DI no sólo nos ayuda a decidir qué métodos de instrucción son mejores, sino que nos ayuda a lograr los cambios en los conocimientos, habilidades, actitudes y competencias de los estudiantes.

Modelo de Diseño Instruccional de Dyck y Carey

Figura 1. Modelo de Diseño Instruccional según Dyck y Carey

El DI define los objetivos de la instrucción, los resultados educativos deseados[3] y el perfil de egreso, creando las estrategias necesarias para ayudar en la transición (Ver figura 1). El DI está dirigido a condiciones de formación y a circunstancias educativas que incluyen las siguientes:

  • los contenidos de cada curso en particular, así como los procesos, habilidades y competencias a adquirir;
  • la población específica: naturaleza del estudiante, perfil, género, edad, conocimientos previos, hábitos de estudio, el estado actual del estudiante y sus necesidades;
  • el contexto: naturaleza del ambiente de aprendizaje, presencial, mixto o virtual; individual o grupal;
  • limitaciones relacionadas al desarrollo del aprendizaje (manejo, acceso y frecuencia de uso con respecto a las tecnologías; limitaciones económicas y de tiempos; de apoyo y de disponibilidad de profesores o tutores).

La articulación de la tecnología, la pedagogía y la comunicación, permite reflexionar sobre los entornos virtuales de aprendizaje, para no trasladar didácticas y recursos utilizados en la educación presencial a una plataforma tecnológica, sino para identificar métodos útiles en una situación particular, con un mismo currículo. (M.I. Tobón)

Idealmente, el DI es una combinación de teorías de enseñanza y de aprendizaje utilizadas para desarrollar la instrucción (Ver figura 2), donde el docente tiene la oportunidad de incluir diversos recursos y estrategias, decidiendo qué métodos de instrucción son mejores, considerando las condiciones de formación, las circunstancias educativas y el ambiente de aprendizaje en que se va a desenvolver. Su propósito es el de inventar los significados óptimos para obtener los resultados deseados.

Hay teorías sobre el aprendizaje y sobre la enseñanza que parten de supuestos muy diversos, que condicionan las formas de diseño y elaboración de materiales y actividades en un entorno virtual. Leflore (2000). Citado por Henao, (2002:13) propone y desarrolla el uso de tres teorías de aprendizaje: la Gestalt, la Cognitiva, y el Constructivismo (M.I. Tobón)

 

Figura 2. Teoría del Diseño Instruccional

 

Henao propone y desarrolla el uso de sólo tres teorías de aprendizaje, sin embargo, considero que el DI se desarrolla considerando una multiplicidad de factores y depende de la aproximación que se dé al curso, la definición y selección de los métodos, las estrategias, las herramientas, los materiales y las actividades, así como el entorno, entre muchos otros elementos. Por ejemplo, para el DI desde una aproximación constructivista el procedimiento para las formas de diseño y elaboración de materiales, así como la definición de actividades en un entorno virtual, es muy particular, pues se requiere que el diseñador produzca estrategias y materiales de naturaleza mucho más facilitadora que prescriptiva; entonces la selección de los métodos, las estrategias y producción de materiales y las herramientas disponibles variarán. De ahí el nombre de teorías situacionales y no universales:

  1. Nueve pasos para la instrucción de Robert Gagne;
  2. el Modelo de diseño motivacional ARCS de John Keller (o cualquier otro modelo motivacional);
  3. la Teoría de desplegado de componentes de Merrill;
  4. Teoría de elaboración de Reigeluth (cómo enseñar a aprender y mejorar; cuándo un método es apropiado o inapropiado); y
  5. el Constructivismo (se centra en el desarrollo de estrategias de aprendizaje, en donde el alumno juega un papel activo en la construcción de sus significados, mediante la interacción social y la solución de problemas en contextos auténticos o reales)
  6. la Gestalt (para el diseño visual de materiales didácticos).

Sin embargo, toda teoría de DI debe estar vinculada a un modelo educativo, que establezca los lineamientos para desarrollar ambientes de aprendizaje mixtos o virtuales, donde interactúan docentes-tutores, estudiantes, métodos, didácticas y recursos; enfatizando en las bases teóricas que fundamentan la manera de llevar a cabo el proceso de enseñanza aprendizaje.